NUEVA NORMALIDAD. Como cada mañana, atraviesa las Torres de Serranos caminando, aunque desde hace ya unos meses, su nueva e inseparable compañera de paseo es la mascarilla.